900 101 051

Nuestra historia

1

La adquisición por parte de Viesgo de un 44,94% adicional del capital de Begasa, hasta ahora bajo la titularidad de Gas Natural Fenosa, es el hito más reciente en la historia de la compañía distribución de energía eléctrica, con sede en Lugo y cuyos orígenes se remontan a 1931.

Begasa (sigla correspondiente a Barras Eléctricas Galaico-Asturianas, S.A.) se fundó ese año mediante la unión de fuerzas entre Electra de Esva, Carlos Peláez, Enrique Cuartara y Electra de Viesgo –esta última, la primera denominación de la actual y renovada Viesgo.

2

Tras iniciar su actividad en el ámbito de la comercialización de energía eléctrica procedente de la central hidráulica asturiana de Doiras, en 1935 adquirió Eléctrica Lucense, compañía fundada en 1889 por los hermanos Carro y a cargo de la central hidroeléctrica de Piago, a orillas del río Miño.

En paralelo, la compañía ha llevado a cabo una apuesta ininterrumpida por la innovación, concretada por ejemplo en la incorporación en tiempo récord de los contadores inteligentes, que ya ha reemplazado en un 97,4%, frente a la media nacional del 43%; el desarrollo de un proyecto de calibrado dinámico de líneas para optimizar la capacidad de transmisión de redes malladas a través de la monitorización de las condiciones climatológicas en que operan; o mediante la integración puntera de la energía eólica en su red, que ha redundado en beneficio de sus clientes.

3

A esa estrategia y talante innovador se debe la actual propuesta de valor de Begasa a sus cerca de 170.000 clientes: una red de 9.000 kilómetros, una inversión continua en la mejora de su servicio –de más de 93 millones de euros sólo en los últimos 5 años–, y un aumento sostenido de sus índices de calidad, concretado en un aumento de su índice TIEPI* del 11% durante los últimos 12 meses –su mejor segundo mejor resultado en los últimos 10 años pese a haberse producido en un periodo de abundantes temporales de viento y nieve–.

Tras la adquisición de la participación de Gas Natural Fenosa por parte de Viesgo, Begasa abre una nueva página de su historia fiel a los parámetros de la exitosa etapa que la precede: es decir, manteniendo su marca, su sede en Lugo y su galleguidad; enfocada a la innovación, la eficiencia y la calidad y a la reinversión en el territorio; y con Miguel Antoñanzas compaginando su presidencia con la de Viesgo, como ha hecho desde 2002.

Para Viesgo, por su parte, la ampliación de su participación en Begasa consolida al grupo como cuarto operador de distribución en España, y le permite explicitar su compromiso por invertir en España en el largo plazo y ampliar su apuesta por una compañía que, pese a su dimensión independiente, ya forma parte de su ADN.